, ,

Solución 2: revalorice sus activos a su valor razonable.

Tanto la NIC/IAS 16 (Plenas) como la Sección 17 (Pymes) permiten dos (2) modelos para la medición posterior de su Propiedad, planta y equipo: el modelo del costo y elmodelo de revaluación.

Y claro, si aún planea utilizar en el futuro la maquinaria que actualmente se posee, es lógico que su valor razonable es mayor que cero.

La revaluación de la maquinaria con valor nulo en libros significaría, efectivamente, que está cambiando su política contable, y, por lo tanto, la NIC/IAS 8 (Plenas) y la Sección 10 (Pymes)vuelve a aparecer.

De acuerdo con el estándar, se podrá cambiar la política contable solo si:

  1. El cambio es requerido por una NIIF. Este definitivamente no es el caso.
  2. El cambio hace que los estados financieros proporcionen información más confiable y relevante sobre los efectos de las transacciones, otros eventos o condiciones en la posición financiera, el rendimiento financiero o los flujos de efectivo de la entidad.

Usted y los auditores deberán evaluar si el punto 2 refleja exactamente su situación. ¡Pero de verdad!

La pregunta que se debe responderse: ¿Resuelve el valor razonable eliminar el valor contable nulo al final del período actual informado? Creo que la respuesta es obvia, ¡SI!

Esto no puede ser cómo tomar una pastilla que proporcionará un alivio inmediato a ciertos dolores de cabeza,porque un cambio de política no es algo temporal o pasajero.

La política contable representa las reglas y estándares que establecen cómo se informará ciertas transacciones en los estados financieros; pero no solo ahora para solucionar esta situación puntual, sino también que deberá ser aplicada en el futuro.

No se puede realizar cambios de políticas para “alivios inmediatos”, porque al igual que la píldora que alivia temporalmente el dolor de cabeza, sino se diagnostica de la manera adecuada, el dolor regresará.

La verdadera solución es encontrar un remedio o un tratamiento que combata la causa y permanezca saludable por mucho tiempo, y no tomar pastillas de rápido alivio. Pero ¿Qué pasa si se aplica la medicina equivocada?

Recuerde: “La cura no puede ser peor que la enfermedad

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.